lunes, 8 de febrero de 2016

La innovación y la formación: aliados del cambio


La formación fomenta la creatividad y la innovación, dotadas ambas de la capacidad de transformar economías y sociedades. Al mismo tiempo la innovación, manifestada en nuevas formas de cooperación,y los cambios en el currículo de estudios, en la enseñanza y en la tecnología contribuyen a la flexibilización y modernización de la propia formación  profesional (FP).

 Aunque muchos reconocen el papel de la educación superior como factor de estímulo de la innovación, se subestima la contribución que puede prestar la FP. Esta, sin embargo, al igual que la educación superior  académica, puede estimular la innovación. Aunque la mayoría de los índices de innovación existentes no tienen en cuenta la FP, el Cuadro de indicadores de la innovación de la Unión (Innovation Union scoreboard) nos dice cómo está creciendo el impacto de la  educación secundaria superior sobre la innovación.

Es un dato importante porque, según Eurostat, en  2013 el 49 % de los 22 millones de estudiantes de  educación secundaria superior de la Unión Europea (UE) cursaban estudios de FP. El desarrollo de su  capacidad para innovar puede aportar beneficios  económicos y sociales considerables. También el  aprendizaje en el lugar de trabajo tiene un impacto  positivo en la innovación.

Publicar un comentario en la entrada

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...