jueves, 20 de diciembre de 2012

El 48,7% de las empresas ya usa las redes sociales para reclutar

Los canales a los que recurren las empresas para dar a conocer sus ofertas de empleo y los mecanismos que utilizan los candidatos para acceder a ellas es lo que definimos como intermediación laboral. A pesar de la delicada situación del mercado laboral, hay empresas que siguen generando puestos de trabajo, dando a conocer sus ofertas a través de un amplio abanico de herramientas. En este ámbito conviven desde intermediarios como los headhunters, pasando por los intermediarios laborales online o las redes sociales que adquieren día a día más importancia, hasta los contactos personales o los tradicionales anuncios en prensa sobre ofertas de trabajo.

Por todo ello, Adecco Professional e Infoempleo, han querido conocer cuáles son los mecanismos utilizados tanto por empresas como por candidatos en la difusión de las ofertas en el mercado laboral, teniendo en cuenta la coyuntura económica actual, en la que tanto la competencia por un puesto de trabajo como las vías para acceder a ellos se han multiplicado enormemente. El objetivo es conocer cómo se difunde la oferta por parte de las empresas y cómo le llega al candidato que busca empleo, y analizar si los medios que utilizan los demandantes para buscar ofertas están relacionados con los canales de intermediación que utiliza la empresa para darlas a conocer.

Entre las principales conclusiones obtenidas del estudio, destaca el imparable ascenso de Internet en la escala de medios más utilizados por las empresas para dar a conocer sus vacantes (un 68,8% de las compañías encuestadas elige esta opción, la mayoritaria en la búsqueda de mandos, técnicos y empleados) así como la ya citada diversidad de los mecanismos de intermediación laboral. En este mercado existe una constante aparición de nuevas modalidades de intermediación soportadas por tecnologías emergentes como Internet, la telefonía móvil o la televisión interactiva. Sin embargo, no todos los mecanismos tienen el mismo ámbito de aplicación o nivel de utilización.

El ámbito de aplicación se relaciona con el alcance que la herramienta de intermediación tenga, es decir, su ámbito geográfico, sociodemográfico o la propia difusión del medio. Así, por ejemplo, los contactos personales presentan un alcance marcadamente local mientras que Internet se caracteriza por su carácter global y generalista.

Otro criterio importante a considerar es el grado de penetración del mecanismo, que viene determinado por la facilidad en el uso del mecanismo de difusión, el coste de su uso y la utilidad percibida por los usuarios.

Por último, hay que tener en cuenta que una parte del empleo ofertado que se genera en España escapa a cualquier mecanismo de difusión pública, como son los contactos personales o la promoción interna, que constituyen la denominada oferta oculta de empleo y que, sin embargo, son dos de las formas más habituales de cubrir un puesto de trabajo.

Las redes sociales duplican su presencia
A la hora de dar a conocer vacantes por parte de las empresas, Internet es el medio más popular para difundir la oferta de empleo. Este medio aglutina el grueso de las ofertas de empleo sumando la difusión de oferta en portales de empleo (el 68,76% de las empresas encuestadas reconoce su utilización), las web corporativas (55,4%) y las redes sociales (48,7%), que aumentan más de 20 puntos orcentuales respecto al año anterior, donde eran elegidas por el 24,57% de las compañías.

En segundo lugar, la red de contactos personales es escogida por el entorno empresarial con un 57,67% de los votos, posición que ya ocupó el año pasado con un porcentaje inferior (57,37%). La prensa, que hasta hace unos años era el canal más utilizado, se ha visto desplazada hasta el octavo lugar, acaparando el 46% de la oferta. A los medios escritos le adelantan en importancia la promoción interna (54,61%), las empresas de selección (50,12%) o los centros de formación (49,13%).

La utilización de Internet como mecanismo de difusión e intermediación laboral se ha visto completado en los tres últimos años por la irrupción de las redes sociales como canal para la difusión de la oferta de empleo, que complementan el papel jugado por la publicación de ofertas a través de la web corporativa y el uso de los intermediarios online.

Las empresas son conscientes de que cada vez más hay personas que en su tiempo de ocio se relacionan a través de redes sociales y han decidido acercarse a ellas a través de ese mismo canal. Si bien para los candidatos aún se plantea como un sistema de búsqueda complementario al resto de intermediarios, quienes más utilizan las redes sociales son los técnicos y los empleados, con valores superiores al 56% (56,89% y 58,23% respectivamente), seguidos por los mandos intermedios con un 31,77%, y por dirección, con un 26,13%.

El sector donde compite la empresa es un factor determinante en el uso de Internet como medio de difusión de esa oferta. La mayor familiaridad con las nuevas tecnologías hace que sea el sector de las infocomunicaciones donde Internet ha alcanzado mayor penetración como medio de difusión, superando el 90% de las empresas encuestadas (90,45%). En un segundo lugar, y a gran distancia, se encuentra la industria (69,11%), seguido por la construcción, uno de los sectores más castigados por la coyuntura económica (68,73%) y del sector servicios (67,06%).

Junto con el sector de actividad de la empresa, el tamaño de estas también se asocia al uso de Internet como medio difusor de sus ofertas. El uso de Internet crece de forma directa al tamaño de la empresa, pasando de un 40% de las pequeñas empresas a un 100% en las de mayor tamaño. En este sentido es destacable el incremento en el uso de este canal por la pyme (90%).

Difusión de la oferta por parte de la empresa
Cada empresa utiliza habitualmente varios canales para difundir su oferta, aunque no siempre son los mismos. Como media, podemos decir que cada empresa utiliza cinco intermediarios a la hora de difundir sus vacantes.

Una misma oferta puede ser distribuida por diferentes intermediarios. Por ejemplo, es compatible darla visibilidad a través de la web de la propia compañía, un portal de empleo, contactos personales o redes sociales. El objetivo que persiguen los profesionales de Recursos Humanos al dar difusión a las ofertas es dar la visibilidad adecuada a través de los canales propicios.

Hay que tener en cuenta que cada sistema tiene su peso específico. Normalmente los más estructurados –portales de empleo, empresas de selección, empresas de trabajo temporal o las web corporativas- son los que más éxito tienen, junto con los sistemas de proximidad, es decir, los contactos personales y la promoción interna.

La elección y utilización del canal de intermediación depende del perfil profesional que se busque. Por ejemplo, los centros de formación, ya sean universidades, centros de posgrado o de Formación Profesional, funcionan muy bien para los primeros empleos; las ETT y los Servicios Públicos de Empleo tienen su fuerte en perfiles de menor cualificación, trabajos generalistas y empleados en general; la prensa y las empresas de selección son canales preferidos para búsqueda de directivos o mandos ntermedios; la promoción interna se enfoca a todos los niveles que tengan la condición de promocionables.

Difusión de currículum por los candidatos
El mercado laboral pone a disposición de los profesionales una amplia variedad de mecanismos para difundir su historial formativo y laboral entre las empresas. Adecco Professional e Infoempleo han analizado en detalle el patrón de uso de dichos mecanismos por parte de los candidatos a partir de los resultados obtenidos a través de una encuesta online que ha sido completada por 8.777 candidatos.

La diversidad de medios utilizados por los candidatos es un rasgo a destacar: cada candidato hace uso en promedio de 5,7 medios para difundir su currículum o dar a conocer su situación de usuario en búsqueda activa de empleo frente al 4,56 que utilizaban el año anterior. Estos datos muestran un incremento con respecto al año anterior y una evolución constante de mayor utilización de canales. Así, en los últimos cinco años, y como consecuencia directa de la aparición de nuevos medios de intermediación, la media porcentual se ha incrementado en un canal.

Los contactos personales se muestran como la principal fuente de búsqueda de ofertas de empleo por parte de los candidatos (97,2%), seguido de los portales de empleo (76,42%) y la consulta en las web de las empresas (73,15%). A estos le siguen los buscadores de internet, prensa, redes sociales, empresas de trabajo temporal y empresas de
selección.

También en este lado de la intermediación laboral, las redes sociales han aumentado espectacularmente su importancia: en tres años pasan de ser una fórmula casi inexistente para los candidatos a ser usadas por el 49,9%.

Al igual que ocurre con las empresas, la elección de un medio de difusión del currículum está estrechamente relacionado con la categoría profesional del candidato, aunque con una incidencia menor. En este sentido, los directivos hacen un uso menor de envío de currículum a través de portales de empleo (47,14%) mientras que potencian sus contactos personales (97,64%) y las empresas de selección (88,67%).

Los mandos por su parte se decantan por difundir sus CV a través de la propia red de contactos, opción empleada por el 96,88% de ellos, los portales de empleo (79,98%) y de los medios escritos (77,33%).

El comportamiento de la categoría de los técnicos pone de relevancia, una vez más, que los contactos personales se postulan como la mejor forma de acceder a las ofertas de empleo (96,91%). Dentro de estos perfiles el uso de portales de empleo y web corporativas (83,28% y 79,65%, respectivamente) seguido de los buscadores en Internet (73,27%) son las herramientas más afines a esta categoría profesional.

Por último, los empleados son la categoría profesional que muestra mayor uso de las empresas de trabajo temporal (77,97%) y los Servicios Públicos de Empleo (59,39%), aunque suelen diversificar cada vez más sus canales de búsqueda, incluyendo también el acceso a la web de las empresas, los anuncios en prensa, los contactos personales y los portales de empleo.

Intermediación laboral para trabajar en el extranjero
En los últimos años, se ha incrementado el número de españoles que buscan empleo fuera de nuestras fronteras. En estos casos, la intermediación laboral se realiza a través de otro tipo de canales más específicos, centrados en aspectos más concretos del destino laboral que los candidatos elijan.

Así, la opción que más candidatos en búsqueda de empleo en el extranjero emplea es la de los portales de empleo nacionales (usados por el 43,2% de ellos). A continuación, son los buscadores de Internet (38%) los más usados, seguido de los portales de empleo extranjeros (36,1%), paginas web corporativas (32%) y contactos personales (31,5%).

En menor medida, los candidatos recurren a redes sociales y comunidades online (23%), agencias de selección (19,2%) y prensa y revistas internacionales (15%).
 

Publicar un comentario en la entrada

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...