jueves, 27 de diciembre de 2012

Las redes sociales, un aliado a la hora de conseguir un empleo

No podemos menospreciar la fuerza de las redes sociales. Cada vez más las competencias profesionales relacionadas con la tecnología son más importantes para todos los puestos de trabajo. Para el próximo año podrías revisar tus conocimientos y habilidades en este nivel para mejorar tu empleabilidad. En ese sentido si tienes dudas debes ponerte en manos de un asesor que te ayude. No lo dudes.
 
Facebook, Twitter, LinkedIn, Google+... son nombres ya habituales en nuestra vida cotidiana. Y es que las redes sociales se han convertido, poco a poco, en un factor esencial de nuestro quehacer diario, hasta tal punto, que incluso han traspasado el ámbito personal para orientarse al mundo laboral.
 
De este modo, según una encuesta realizada por Viadeo a 2000 profesionales -entre ellos, 55 directivos de recursos humanos-, el 64% de los encargados del reclutamiento consulta Internet en busca de algún perfil social de los candidatos a entrevistar antes de convocar el encuentro.
Ante este dato, el 80% de los candidatos afirma que no teme que su perfil o perfiles en alguna red social afecte a los procesos de selección en los que está inmerso.

Sin embargo, ¿es así realmente? ¿influyen las redes sociales en la contratación de profesionales?
En función del sector del que se trate, los perfiles sociales pueden servir como empujón a la hora de adquirir un empleo. Es el caso del ámbito de la comunicación, en el que resulta prácticamente fundamental contar con una reputación online amplia y una extensa red de contactos que pueden ayudarnos en nuestro empleo o bien a la hora de encontrar uno.
 
Aunque en comunicación, periodismo o marketing las redes sean más importantes, es esencial, no obstante, que nuestros perfiles dispongan de información básica sobre nuestra formación y experiencia. En el caso de Facebook y Twitter ello puede resultar menos relevante, pues podemos configurar estas redes para que nuestra información no sea vista públicamente.
 
Sin embargo, a la hora de buscar empleo, es fundamental la creación de un perfil en LinkedIn, red social profesional por excelencia. LinkedIn es una red abierta, de modo que no es necesario disponer de una cuenta para poder ver la información de una persona que sí tiene una. Además, LinkedIn suele aparecer entre los primeros resultados de búsqueda cuando se trata de encontrar información de una persona en concreto. Es por ello que debemos aprovechar todas las ventajas que esta red nos aporta en nuestro beneficio laboral:
 
- En primer lugar, debemos completar al 100% nuestro perfil personal y profesional: datos sobre nuestra formación, experiencia... toda la información que pueda servir a los entrevistadores para que no duden en elegirnos.
- Otro factor relevante es solicitar recomendaciones. De haber trabajado, se pueden aprovechar los contactos para solicitar recomendaciones a los jefes o compañeros. Será un factor añadido para ser convocado a una entrevista.
- Nunca debemos incluir información de relleno, es decir, no se incluirán trabajos de la adolescencia o juventud del tipo cortar el césped o trabajar como camarero a no ser que sea relevante para la búsqueda.
- Apuesta por los idiomas. Nunca hay que cerrarse a las oportunidades. Es por ello que LinkedIn ofrece la posibilidad de cargar un currículum en otro idioma. Seguro que será valorado por las empresas.
- Por último, es necesario mantener la seriedad en la fotografía y la tonalidad del lenguaje, pues LinkedIn no es una red para que pongamos una foto de fiesta, sino que, con su creación, pretendemos conseguir un empleo.
 
¿Ya tenéis alguna red social?
 
Publicar un comentario

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...