lunes, 28 de enero de 2013

Guía para las familias cuidadoras


Debido a la fragilidad asociada a la condición de ser humano, todos estamos expuestos a necesitar en un momento dado una ayuda para poder desarrollar actividades tan básicas como vestirse, andar, asearse, comer, etc. Esta necesidad de ayuda se denomina dependencia y a las personas que la demandan dependientes.

Las causas que conducen a la dependencia pueden ser muchas y variadas. En el caso de las personas mayores el deterioro psíquico (demencia senil, Alzheimer, enfermedades neurológicas, pérdidas de memoria), las limitaciones físicas (enfermedades reumáticas, Parkinson, traumatismos), los problemas sensoriales (ceguera, sordera, etc.), así como los problemas de salud, crónicos y temporales, son los causantes más comunes de la dependencia.

La gran mayoría de las personas dependientes reciben la ayuda en sus propios hogares, estando a cargo de sus familiares, comúnmente llamados cuidadores, prestando éstos la atención permanente e intensiva que precisan.

El objetivo de esta guía de apoyo para cuidadores y cuidadoras de personas mayores es el de  proporcionar a las familias de forma sencilla y práctica, consejos útiles sobre la atención de su familiar, así como unas recomendaciones saludables a los cuidadores y cuidadoras para que,
en el afán de atender las necesidades de su familiar no se olviden de las
suyas propias.

Publicar un comentario

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...