jueves, 29 de enero de 2009

El paro se ceba con los menos cualificados: los doctorados rozan el pleno empleo


Las dos terceras partes de los desocupados -1,93 millones de trabajadores- tiene una formación inferior a la de secundaria de primera etapa.


La estrecha relación entre nivel educativo y desempleo es un lugar común en la literatura económica. Pero ahora, en tiempos de crisis, nuevos datos lo corroboran de forma contundente. La información más detallada que proporciona la última Encuesta de Población Activa (EPA) pone de relieve que mientras el 20,45% de los trabajadores con educación primaria está en paro, entre los licenciados el desempleo afecta únicamente al 7,45%, muy lejos, por lo tanto, del 13,9% que se estima para el conjunto de la población activa.La distancia entre ambas categoría es, incluso, mucho mayor entre los dos extremos del sistema educativo.
El desempleo entre quienes no tienen ninguna clase de estudios -aquellos a los que Estadística denomina analfabetos- se situaba al acabar el año pasado en un increíble 35,45%. Por el contrario, entre aquellos universitarios que han realizado el doctorado, el paro es prácticamente irrelevante: sólo un 2,15% no tiene un puesto de trabajo. Hay, por lo tanto, pleno empleo en el ‘sector’. Entre los hombres, de hecho, el desempleo afecta sólo al 0,53%, mientras que entre las mujeres se sobrepasa el 4%.
Los datos indican que no se trata de un fenómeno vinculado a la dureza de la crisis económica. En 2005, año de fuerte nivel de actividad, la distancia en relación al desempleo entre ambas cualificaciones profesionales era similar, lo que indica que se trata de una realidad de carácter estructural. Ese año, únicamente el 1,62% de los licenciados con algún doctorado estaba en paro, mientras que entre los analfabetos se llegaba al 27,1%. En los últimos años, incluso, pese al deterioro de la actividad económica, el paro entre los licenciados y los trabajadores con formación profesional y título de secundaria, no sólo no se ha incrementando, sino que ha descendido.
Un reciente trabajo publicado por el profesor Rafael Domenech en la Fundación Alternativas indicaba que los años de escolarización de la población mayor de 25 años “podrían explicar directamente el 59% del gap de la productividad del trabajo” entre España y EEUU en 2007. Dicho de otro modo, a mayor fracaso escolar (caso español en comparación con otros países desarrollados) menor productividad y, por lo tanto, crecimiento más reducido de los niveles de bienestar de los ciudadanos. España, hay que recordar, tiene el 70% de la riqueza per cápita de EEUU.Las cifras de Estadística explican con toda nitidez la debilidad del tejido productivo español en relación a la formación de sus trabajadores, lo que hace inviable un modelo de crecimiento basado exclusivamente en mano de obra barata. Nada menos que las dos terceras partes de los desocupados -1,93 millones de trabajadores- tiene una formación inferior a la de secundaria de primera etapa.La crisis económica, en cualquier caso, ha arreciado con especial intensidad en el último trimestre de 2008. Pero su impacto sobre los hogares se venía notando desde bastantes meses.
La Encuesta de Población Activa pone de relieve que casi 700.000 trabajadores están en paro desde hace al menos un año.En concreto, 685.700, de los que menos de la mitad -292.000 parados- son hombres, pese al mayor peso que tiene este colectivo en la ocupación total. Los datos de la EPA vienen a decir que el repunte del desempleo no es un fenómeno reciente, toda vez que si se incluyen quienes llevan más de seis meses buscando un puesto de trabajo, se estaría hablando de la existencia de 1.183.500 parados que llevan medio año sin trabajo. Es decir, prácticamente la tercera parte de los desocupados actuales.
Fuente: Comfia.info

Publicar un comentario

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...