lunes, 16 de febrero de 2009

Los profesionales cualificados no aceptan cualquier trabajo mientras los menos formados se ven obligados a hacerlo, según Adecco

Los parados con experiencia y cualificación no están aceptando de momento empleos que estén por debajo de su categoría profesional La crítica situación en la que se encuentran los parados en estos momentos podría provocar un cambio brusco en su disposición a la hora de buscar empleo. Pero, ¿podría darse el caso de que los profesionales cualificados estén empezando a aceptar puestos de trabajo por debajo de su formación y experiencia?

Según Adecco Professional, la consultora de selección de mandos altos e intermedios, esta circunstancia no se está produciendo en la actualidad, ya que los desempleados con experiencia y cualificación no están aceptando de momento trabajos que estén por debajo de su categoría profesional y, aunque estén parados, por ahora están esperando a encontrar ese trabajo acorde a sus expectativas profesionales. Pero la situación de estos profesionales cambia con respecto a los trabajadores menos cualificados o sin cualificación alguna.
Con más de 200.000 nuevos desempleados al mes, la competencia es cada día mayor y menos son las ofertas de empleo. Desgraciadamente son las personas con baja cualificación las que menos tienen que aportar en esta competición, de modo que en muchos casos comienza a observarse un cambio en sus objetivos profesionales, el cual les empuja a abrir su búsqueda de empleo a cualquier oportunidad que surja en el mercado, aunque no esté ligada a su anterior puesto de trabajo o sector, y nada tenga que ver con su experiencia. Adecco constata este hecho entre los candidatos menos formados que llegan día a día a sus oficinas buscando un empleo, los cuales se han duplicado en los últimos meses.
Este fenómeno es sólo reflejo de los datos que se van conociendo: los parados de larga duración han crecido un 56% en el último año hasta 685.000 personas, siendo ya 290.00 las que llevan sin empleo más de dos años; mientras alrededor de un millón de desempleados en España ya no cobran el paro y 800.000 hogares españoles tienen todos sus miembros en paro. Y, lamentablemente, la mayoría de estos casos corresponden a desempleados con escasa cualificación, los cuales tienen aún más difícil su reincorporación al mercado laboral, por lo que ¿cómo no van a aceptar cualquier empleo que se les presente? Sin embargo, esta crítica situación por ahora está afectando a los colectivos de trabajadores menos preparados, y aunque el paro ha comenzado a arrastrar ya a profesionales cualificados y directivos, despedidos en EREs y reestructuraciones de plantillas, éstos aún no se están viendo obligados de momento a aceptar un empleo por debajo de sus expectativas profesionales.
¿Cómo se están moviendo entonces cada uno de estos colectivos en su particular lucha por encontrar un nuevo empleo? A continuación, Adecco analiza estos movimientos y cómo las empresas aprovechan este momento de gran oferta de profesionales para buscar al mejor candidato, que no tiene por qué ser el más cualificado sino el más apropiado para ese puesto.¿Cómo se están moviendo entonces cada uno de estos colectivos en su particular lucha por encontrar un nuevo empleo? A continuación, Adecco analiza estos movimientos y cómo las empresas aprovechan este momento de gran oferta de profesionales para buscar al mejor candidato, que no tiene por qué ser el más cualificado sino el más apropiado para ese puesto.

Publicar un comentario

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...