lunes, 14 de marzo de 2011

Nuevas ocupaciones y nuevos yacimientos laborales

Señala el CEDEFOP que en los próximos 10 años Europa va a tener que cubrir 105 millones de puestos de trabajo, el 80% de los cuales por la jubilación de sus efectivos y el 20% en nuevos empleos que en muchos casos aún no sabemos ni como serán.

Parece mentira que esto pueda suceder a medio plazo mientras en España se están batiendo récords de desempleo y se generaliza el desánimo por la marcha o cierre de todo tipo empresas.

¿Toda la economía va mal? No. Como sucedía con los cómics de Ásterix y Obélix, siempre hay una tribu de irreductibles galos capaces de resistir y combatir contra el imperio. Son empresas con determinadas características: actualmente, parece que la combinación de innovación (no sólo tecnológica), internacionalización y no excesivo endeudamiento es la poción mágica que da fuerzas a los resistentes.

No hay druida, pero sí existe alguna receta que bien aplicada en la marmita del mercado laboral da sus resultados. En todas las pociones mágicas aparece el mismo ingrediente, una planta indispensable cual "viscum album" de Panoramix, llamada formación, una especie que en muchas partes de este país ha dejado de crecer durante años.

Para sustituir los 85 millones de jubilados, en un mundo globalizado, las empresas no contratarán al primero que se acerque o al amigo de un amigo. Buscarán personas con unas competencias determinadas que permitan al empleador ser competitivo. Los nuevos ocupados deberán estar dispuestos a realizar cosas distintas y de forma diferente que sus antecesores. Un técnico informático, por ejemplo, deberá saber hablar en público y hacerse entender. Un administrativo, por el contrario, tendrá que tener competencias tecnológicas suficientes para buscar o gestionar información. Una politóloga necesitará clases de analítica web para asesorar a un partido o gobierno y una química incorporar mayores nociones de comunicación científica. A esto lo denominamos nuevas ocupaciones.

Por otro lado, están apareciendo nuevas necesidades sociales que podrán ser satisfechas por nuevas actividades laborales o yacimientos de empleo. Son actividades muy heterogéneas que cubren necesidades insatisfechas (por ejemplo, conectarse de una forma rápida con amigos/as de la educación secundaria vía redes sociales), en mercados incompletos (por ejemplo, servicios para la gente mayor con un nivel socioeconómico y cultural alto) y en ámbitos localmente definidos (en la costa mediterránea entre abril y octubre, por ejemplo).

Substitución generacional de empleos tradicionales, nuevas ocupaciones y yacimientos de empleo describirán el nuevo mercado laboral europeo que, aunque para algunos no lo parezca, es nuestro mercado.

Para ello, el dominio de idiomas y la disponibilidad a la movilidad territorial será indispensable. Como lo será una actitud hacia la formación continua –aprendizaje permanente- no sólo entre las capas más capacitadas, sino entre el conjunto de la población activa.

Fuente: educaweb
Publicar un comentario en la entrada

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...