domingo, 15 de enero de 2012

Nuevas profesiones: inventando el futuro


Dicen que son coolhunter, community manager o copywriter con la misma naturalidad con la que otros afirman ser médicos o panaderos. Se trata de nuevas profesiones que hace apenas cinco años no existían pero que han llegado para quedarse


Son en general jóvenes, decididos y emprendedores que han hecho de Internet una prolongación de sí mismos y que se dedican a cosas que hace apenas 5 años ni existían. Cuando les preguntas en qué consiste su profesión, te encuentras con un aluvión de anglicismos aplicados a las nuevas tecnologías imposibles de entender para aquellos que consideraron una revolución pasar de la olivetti al ordenador. Son nuevos trabajos que se caracterizan por apoyarse en Internet, por su rápida evolución y su vinculación con los cambios sociales y estéticos. 


Tal como ha señalado Daniel Simón, uno de los organizadores del ciclo de nuevas profesiones que celebrará este mes el espacio CAMON de Alicante, "son profesiones que básicamente conectan personas con personas, personas con empresas o empresas con empresas". La idea general en todos aquellos que han apostado por estas profesiones de nuevo cuño es que "esto evoluciona y no sabemos lo que haremos dentro de otros cinco años ni qué profesiones habrá". El propio Daniel Simón alude a su experiencia como gestor cultural/creador de eventos. "Lo de creador de eventos me lo he inventado yo porque la definición de gestor cultural se me quedaba corta. Yo lo que hago es concebir un evento cultural. Por ejemplo, alguien llega y me dice: Quiero traer jóvenes a las bibliotecas y yo intento buscar fórmulas". Se trata de un caso real en el que Simón intentó conectar la poesía con el rap instando a los jóvenes a leer poemas para hacer luego mejores letras en sus canciones "e hicimos un proyecto aunando la poesía de Miguel Hernández con el rap y tuvo mucho éxito entre los raperos de Alicante". Simón considera que su profesión se basa sobre todo en la creatividad, "en innovar y crear cosas". Aunque en las universidades empieza a haber masters de gestión cultural, Daniel fue evolucionando desde que acabó Historia Contemporánea en el año 2000 hasta la actualidad tras su paso por el consejo de la juventud en Alicante. En cuanto a si se vive de esto, responde que sí, "aunque un poco de mileurista. Tienes que tener muchos clientes y trabajar mucho". 



A Cris Alcázar tampoco le va mal. Tiene 32 años y un despacho en Murcia en el que trabajan 5 personas para empresas de toda España. Cris es "community manager", y se encarga de llevar la presencia de marcas y personas en las redes y medios sociales así como de la elaboración y ejecución de estrategias de comunicación. En sus palabras, es "la voz de la empresa en las redes sociales". Al explicar en qué consiste su trabajo, señala que "las demandas de cada empresa son diferentes. Hay empresas que ya cuentan con una persona o bien su departamento de marketing se ocupa. Mi empresa lleva este servicio que algunas empresas externalizan. Tenemos como 8 o 9 clientes propios y trabajamos para otros". La agencia de Cris Alcazar trabaja sobre todo para Alicante y Madrid aunque físicamente está en Murcia "pero en este tipo de trabajo puede uno trabajar desde donde quiera con tal de estar conectado". A Cris le apasiona su profesión: "Si te gusta Internet y las redes sociales esto es la caña. Nos pasamos el día aprendiendo conectados a Facebook y a Twitter. Es apasionante y es muy cambiante. Al final dedicas más horas que en otros trabajos pero para nosotros es como un hobbie".

Evolución

Otro enamorado de su trabajo es Guillermo García, madrileño que empezó trabajando en la publicidad convencional y se ha ido reconvirtiendo en un "copywriter" adaptando la redacción de textos comerciales y promocionales al entorno digital y a la presencia y utilización de las redes sociales. Tal como él mismo señala, "es una nueva profesión por el uso de las nuevas tecnologías. Hay que ver cómo ha cambiado el consumidor, conocer las redes sociales, las marcas y ver cómo te posicionas en los buscadores". Aunque Guillermo no ha abandonado la publicidad convencional, se ha ido adaptando a los cambios. "La crisis está afectando mucho al sector de la publicidad", señala, "pero como mi ámbito es la parte más vanguardista, me ha afectado menos que a otros compañeros. Hay que tener curiosidad para avanzar y que no te pille el toro". En cuanto a la preparación necesaria, Guillermo señala que "en principio hay unas técnicas que hay que conocer, pero también hay que tener un ADN creativo, imaginación y saber pensar". Al igual que en la mayoría de estas profesiones, el trabajo se puede realizar en cualquier sitio "Yo tengo una oficina pero la parte creativa la desarrolla cada uno donde quiere. En esto se puede vivir sin fichar, pero al final los horarios son infernales porque no paras". La mayor parte de estos nuevos profesionales mantienen una presencia constante en Internet a través de blogs como el que mantiene Guillermo, uno de los más populares en su profesión.


Internet es igualmente una herramienta fundamental para Gema Requena, profesional con amplia experiencia en las áreas de marketing y comunicación que se dedica al "coolhunting", la llamada caza de tendencias, una profesión basada en la investigación sobre la evolución de los gustos y costumbres del público en general o sectores en moda, ocio, cultura o arte. Ella misma ha inventado el término "nethunting" para definir la investigación de tendencias sociales en el fenómeno 2.0 y el coolhunting digital. Se trata de una profesión al alza ya que muchas empresas se apoyan en estos cazadores de tendencias para ver por dónde van los gustos del público, detectar las oportunidades de mercado e innovar.



El ámbito más extendido de esta profesión es el dedicado a la moda tanto en Internet como en la calle. Los coolhunter de moda recorren las ciudades para ver por dónde van los tiros. Son los que aconsejan a las marcas si las zapatillas deben llevar la lengüeta por encima o por debajo, si la calle se está ya cansando de los pitillos o si puede hacer furor el tipo de chal que una top model lució en la alfombra roja para luego adaptarlo a la calle. Incluso muchos de ellos se acaban por convertir en modelos a seguir desde sus propios blogs. 



Muchos de estos nuevos profesionales han optado por reinventar su trabajo utilizando los avances tecnológicos. Es el caso de los llamados fotógrafos 2.0 o de agencia digital. Otros aprovechan la importancia de la imagen como los "personal shopper" o asesores personales de moda o belleza o los entrenadores personales. Todo un mundo de nuevas oportunidades por explorar y más en tiempos de crisis.



Publicar un comentario

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...