lunes, 13 de octubre de 2014

ESTRATEGIA INTEGRAL CONTRA EL RACISMO, LA DISCRIMINACÍON RACIAL, LA XENOFOBIA Y OTRAS FORMAS CONEXAS DE INTOLERANCIA

Una sociedad verdaderamente democrática es aquella que se preocupa por hacer posibles las aspiraciones de dignidad y futuro de todos sus miembros, especialmente de los más vulnerables. La sociedad española reclama políticas e instrumentos de mejora colectiva a través de sus instituciones y de las entidades de la sociedad civil.

La erradicación de cualquier forma de discriminación, incluidos el racismo y la xenofobia, es la única manera de hacer que los derechos humanos sean una realidad cotidiana para todas y todos.

Existen varios motivos fundamentales para el desarrollo de una Estrategia integral contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas conexas de intolerancia:

a) La diversidad social, ya existente en la sociedad española, que se ha visto incrementada como consecuencia de la nueva realidad migratoria.

b) Responder al llamamiento de la Conferencia Mundial de Naciones Unidas contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y Otras Formas Conexas de Discriminación Racial así como a las recomendaciones de otros organismos internacionales.

c) La necesidad de articular y desarrollar las acciones que en este sentido se vienen desarrollando.
Por estos motivos, el Gobierno de España está firmemente comprometido en la lucha contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas conexas de intolerancia.

La Estrategia parte del reconocimiento de que las actitudes, manifestaciones discriminatorias y hechos de violencia y odio motivados por origen racial o étnico continúan estando presentes en la sociedad española; el riesgo de la persistencia de estas actitudes constituye una amenaza a la convivencia, la cohesión y la paz social.

A lo largo de los últimos años, se ha ido gestando una masa crítica, así como una experiencia de lucha contra la discriminación, con la puesta en marcha de servicios públicos, impulso de actuaciones desarrolladas por la sociedad civil, campañas de sensibilización, que ejemplifican el compromiso concreto de una voluntad política transformadora de una problemática que nos afecta como comunidad.

La evolución de nuestra sociedad exige una respuesta más amplia y eficaz para abordar los retos que nos plantean las actitudes y manifestaciones racistas y xenófobas y, consecuentemente, para el disfrute de los derechos humanos y las libertades fundamentales.
En la lógica anterior, hay que destacar como fundamentales dos elementos del diseño de esta Estrategia: que se dirige a la población general, aunque se contemplan, como no podía ser de otra manera, situaciones específicas de determinados colectivos; y así mismo, pretende incorporar el concepto de discriminación múltiple y su específico abordaje.

De acuerdo con el artículo primero de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación racial, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución de 21 de diciembre de 1965, la expresión “discriminación racial” denominará toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública.


Publicar un comentario

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...