lunes, 6 de junio de 2011

CLAVES PARA ENTENDER EL MERCADO DE TRABAJO EN EL SIGLO XXI: LOS PROFESIONALES (3)



LOS PROFESIONALES


Dentro de los profundos cambios en los marcos laborales, estará sin duda la desaparición de las fronteras entre el trabajo por cuenta propia y por cuenta ajena. Esta dicotomía tan enraizada en nuestra sociedad mediterránea, con una presencia tan importante del empleo público, está empezando a saltar por los aires debido a las nuevas condiciones económicas: la internacionalización de los mercados, los procesos crecientes de innovación productiva, la tecnología, el dinamismo de las diversas actividades empresariales (apareciendo y desapareciendo empresas, servicios y valores) y sobre todo a la implantación dentro de la conciencia social de un concepto que hasta ahora estaba fuera de nuestros esquemas, pero que a raíz de las crisis del empleo que atravesamos se ha forjado de manera firme: el mercado laboral.

Todo mercado implica unas transacciones entre ofertas y demandas, entre productos y servicios que cubren estas necesidades. Esta concepción mercantilista del mundo del trabajo está incidiendo en los análisis colectivos que la sociedad realiza. De tal modo que la seguridad del empleo no se liga ya tanto a una empresa determinada (empresas públicas, grandes empresas...) como al conocimiento de un determinado sector productivo y al dominio de un conjunto de técnicas y herramientas.


Este fenómeno que nosotros hemos dado en llamar "profesionalización" (extraído del concepto "profesional liberal") se va extendiendo entre los trabajadores de media y alta cualificación. Esta idea viene a decir que sabedores que las fluctuaciones económicas, laborales y sociales son altas y que su vida laboral atravesará por momentos en los que tendrán que trabajar por cuenta propia como por cuenta ajena y adaptándose a las distintas actividades que vayan irrumpiendo.
Este fenómeno es una característica de los procesos de innovación acelerada, donde los marcos de empleo se crean y se destruyen con cierta facilidad. El paradigma de la figura del "profesional" lo podemos encontrar en los trabajadores del sector de la construcción. Dicho sector cuenta con profesionales que trabajan según las condiciones del mercado, por cuenta propia o por cuenta ajena. Saben que conociendo técnicas e instrumentos específicos son capaces de adaptarse a los nuevos materiales e innovaciones, participar en distintas actividades: servicios a domicilio, obras y edificaciones, obras públicas, restauraciones...es decir, son "profesionales" de la construcción.


Este fenómeno arroja la iniciativa a manos del profesional que tendrá que formarse y autoformarse en aquellos conocimientos y técnicas que van generando empleo. Por ejemplo, un graduado social empieza a encontrar dificultades de inserción en los servicios tradicionales de gestión de nómina y Seguridad Social que realizan las pequeñas empresas de gestoría. Sin embargo, pueden encontrar nuevos acomodos laborales en actividades como la gestión de franquicias o el control de la higiene y seguridad del trabajo, o en la gestión de subvenciones. Necesidades nuevas que requieren de conocimientos nuevos y técnicas adecuadas. El dominio de estas herramientas y la iniciativa para aprenderlas y ejercerlas es la garantía más sólida de empleo y seguridad.
Publicar un comentario en la entrada

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...