viernes, 31 de mayo de 2013

Guía básica para estudiar mejor



En época de exámenes para afrontar las pruebas académicas con buenos resultados es importante seguir unas pautas. Hay unas esenciales:
  • Asistir a clase. Por ello se entiende no solo estar, sino también atender.
  • Hacer ejercicios y repasar durante todo el año.
  • Preguntar aquello que no entiendas a tus profesores.
Grupo de estudiantes en el recreoTomar unos buenos apuntes también es importante, así como completarlos con documentos u otros textos anexos que te hayan aconsejado. Si tu letra no es muy buena, intenta pasar los apuntes a limpio, para que te sea más fácil estudiar.
Pero también hay unas recomendaciones a seguir a la hora de preparar exámenes concretos. Antes de ponerte manos a la obra, es primordial buscar el sitio adecuado para estudiar, allí donde te concentres más. Bien puede ser tu habitación bien la biblioteca.
El sitio debe tener buena luz, claridad, si es posible sin tele, y en un ambiente tranquilo.
Ahora comenzaremos con los pasos para hacer un buen examen:
  • Se recomienda leer primero toda la documentación, libros o material que tienes para esa asignatura. Debe ser una lectura constructiva, razonada y  productiva, en la que intentes entender todo lo que tienes que memorizar.
  • Apunta aquello que no entiendes o que te parece más difícil. Así luego, en el proceso de memorización podrás prestar más atención a esos temas.
  • Subraya o destaca lo más importante del contenido a estudiar. Nombres, conceptos, fórmulas.
  • Haz resúmenes y esquemas. Al reescribir lo que tenemos que estudiar los conceptos se fijan más fácilmente en tu memoria.
Además, es muy útil al término del temario el hacer un “autoexamen”. Hazte un examen con preguntas y ejercicios, contesta sin ver el temario, y luego contrasta las respuestas. Asi sabrás más o menos en que fallas y donde te hace falta estudiar algo más.
Algunos consejos o recomendaciones de ayuda:
  • Durante el estudio puedes ponerte metas y pequeñas “recompensas”. Es decir, tras estudiar varios temas, puedes hacer un descanso y escuchar tu canción favorita, o desconectar, pero brevemente. Eso relaja tu mente y te permite poder seguir con el estudio sin saturarte. Eso sí nada de poner la tele u otras cosas que puedes desconcentrarte y te harán perder más tiempo.
  • Es importante lo de no saturarnos. Ya que si estamos horas y horas estudiando sin descanso, corremos el riesgo de que nos cansemos demasiado, caigamos dormidos, o que se agolpen los conceptos a estudiar. Es bueno hacer breves descansos, y volver a la carga habiendo descansado 5-10minutos.
  • No abusar de la cafeína.
  • No a las noches sin dormir. De nada te servirán noches y noches sin dormir, si llegas al examen exhausto y con más sueño que ganas de contestar a las preguntas.
  • Sí al relax. Si estudias correctamente, has mirado todos los temas que te entran en el examen, puedes estar tranquilo, estas preparado. No dejes que los nervios te jueguen una mala pasada y te hagan quedar en blanco.
Fuente: Discapnet
Publicar un comentario en la entrada

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...