miércoles, 2 de diciembre de 2015

Diez claves para encontrar el primer empleo


Muchos estudiantes, cuando acaban sus estudios universitarios, sienten el vértigo de no saber por dónde empezar en su ansiada búsqueda de un empleo. Según Margarita Álvarez, directora de Marketing y Comunicación de Adecco y secretaria general del Observatorio de Innovación en el Empleo (OIE), «el modelo educativo español se basa en un paradigma excesivamente teórico que no proporciona las herramientas y conocimientos básicos para acceder al mercado laboral. Esto provoca en los estudiantes inseguridad y muchas dudas a la hora de buscar su primer empleo.

Por este motivo, Adecco y su Fundación han lanzado una guía bajo la premisa «Preparados para no quedarnos parados» con diez consejos para ayudar al universitario a encontrar su primera experiencia profesional:
 
1. Márcate una meta a largo plazo. En la búsqueda de nuestro primer empleo no debemos centrarnos en las condiciones, sino focalizar la atención en los elementos intangibles: posibilidad de aprender, hacer nuevos contactos, demostrar capacidades a la empresa y que nos acabe promocionando o, sencillamente, sumar una experiencia muy valiosa al currículum que nos abra las puertas de futuras ofertas de trabajo. En otras palabras, hemos de trazarnos una meta a largo plazo y trabajar por llegar a ella desde abajo.
 
2. Especializa tu candidatura. En un mercado altamente competitivo, las titulaciones tradicionales: periodista, médico, biólogo… han quedado obsoletas, al menos por sí solas: hay que dotarlas de un apellido. Por ejemplo: periodista económico, médico forense, biólogo marino, etc. Dicho de otro modo, estamos en la era de la especialización y ello requiere que nos convirtamos en auténticos expertos. La mayoría de las áreas son pluridisciplinares y debemos focalizar la atención en una parcela específica de conocimiento. Para escoger nuestra rama de especialización debemos interrelacionar tres variables: qué demanda el mercado, qué me gusta hacer y qué se me da bien.
 
3. Primero estudia el mercado. Después, redacta el currículum. ¿Por qué? Sencillamente porque es más fácil que nosotros nos adaptemos al mercado a que el mercado se adapte a nosotros. Para estudiar el mercado, hay que interiorizar la dinámica de consultar diariamente los principales portarles de empleo. De este modo, podremos conocer qué perfiles se demandan más y qué competencias son más valoradas. Con esta información, redactaremos un currículum idóneo para las ofertas de nuestro sector.
 
4. Elabora un currículum centrado en tus competencias. ¿Cómo hacer atractivo nuestro currículum si no tenemos experiencia laboral? Sencillamente, focalizando la atención en nuestras competencias y en las actividades extracurriculares. Todo suma cuando se trata de convencer a la empresa de que nos dé una oportunidad por primera vez. Algunas de las cualidades más valoradas por las empresas son: habilidades sociales y de comunicación, capacidad de análisis, flexibilidad y adaptabilidad a los cambios, polivalencia, trabajo en equipo, iniciativa y, sobre todo, actitud positiva.
 
5. Agota todas las fuentes de búsqueda de empleo. Debemos mover nuestra candidatura a través del máximo número de canales: Centro de Orientación e Información de Empleo de la Universidad (COIE), portales de empleo, Servicios Públicos de Empleo, webs corporativas de empresas, agencias de colocación, Colegios Profesionales, Redes Sociales, Networking etc.
 
6. Busca alguien que te oriente: el mentoring. Se trata de una técnica de aprendizaje interpersonal donde se asigna una persona con experiencia y conocimiento (mentor) que apoya a otra, más junior, a comprender su desarrollo profesional. Seguro que en tu entorno encuentras a personas cercanas que se han dedicado profesionalmente a lo que estás estudiando (vecinos, amigos de tus padres, conocidos…). No tengas miedo a pedirles consejo y orientación: todos hemos pasado por lo mismo y lo entenderán perfectamente.
 
7. Construye tu marca personal I (Redes Sociales). Si las empresas googlean nuestro nombre y tenemos un perfil profesional activo en Redes Sociales, tendremos muchas más posibilidades de pasar el primer filtro. Además, muchas organizaciones empiezan, incluso, a excluir a los candidatos que no sean usuarios de Linkedin o Twitter. Por otra parte, las Redes Sociales incrementarán nuestra red de contactos y nos permitirán acceder a ofertas que sólo se publican en estas plataformas.
 
8. Construye tu marca personal (II). Crea un blog. Las redes sociales son imprescindibles para construir nuestra marca personal, pero crear y administrar un blog supone un inmenso valor diferencial que nos diferenciará de la masa. El blog se convertirá en nuestro espacio virtual por excelencia, el soporte en el que compartiremos reflexiones, noticias, recomendaciones y otros artículos de interés para nuestro sector.
 
9. Trabaja tus habilidades de comunicación. El miedo a hablar en público nos bloquea y limita nuestro talento. Superarlo es muy útil de cara a incrementar nuestra seguridad y acceder a empleos de responsabilidad. En la Guía exponemos algunas técnicas para superar este temor.
 
10. No tengas miedo a la maleta: pasa una temporada en el extranjero. Las estancias en el extranjero presuponen unos valores y habilidades que nos diferenciarán de la mayoría: inquietud, curiosidad, capacidad de desenvolvimiento, tolerancia, amplitud de miras y lo último (y quizás más importante), dominio de idiomas. Pasar un tiempo en el extranjero es especialmente importante cuando no tenemos experiencia profesional, y sin duda se convertirá en un elemento diferenciador a la hora de competir con otros candidatos.

Fuente: abc.es
Publicar un comentario en la entrada

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...