martes, 28 de junio de 2016

Plan de acción por la integración

A pesar de los esfuerzos, los migrantes y refugiados reconocidos de terceros países que residen legalmente en la UE siguen enfrentándose a un mayor riesgo de pobreza o marginación social. La Comisión Europea ha propuesto un plan de acción con el fin de mejorar la integración y la empleabilidad de migrantes de países terceros en la Unión Europea. Su plan de acción contiene tres ámbitos concretos de actuación:
  •  medidas financieras de apoyo a los países de la UE para ayudar a la integración de los ciudadanos de terceros países;
  • garantías de que los nacionales de terceros países puedan contribuir económica y socialmente a sus comunidades de acogida;
  • reforma de la tarjeta azul para migrantes altamente cualificados.
Estas iniciativas responden al compromiso asumido en las orientaciones políticas del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que establecen la migración legal como una prioridad para esta Comisión.

Un plan de acción de la UE para la integración

Aunque las políticas de integración siguen siendo en gran medida un ámbito de competencia nacional, muchos países de la Unión Europea se enfrentan actualmente a desafíos similares, y la UE puede aportar valor añadido gracias a la ayuda estructural y financiera que presta.
Se proponen actuaciones en ámbitos fundamentales como los siguientes:
  • medidas de integración previas a la partida y a la llegada, en particular para las personas claramente necesitadas de protección internacional a las que se está reubicando;
  • educación, empleo y formación profesional;
  • acceso a los servicios básicos, y participación activa e integración social
  • se apoyará la integración en el mercado de trabajo mediante distintos instrumentos dirigidos a mejorar las cualificaciones de los migrantes y a reconocer y aprovechar sus cualificaciones actuales.

Atraer a inmigrantes altamente cualificados: reforma de la tarjeta azul de la UE

En 2009 la Unión Europea adoptó la tarjeta azul, un sistema que pretendía atraer trabajadores cualificados de países terceros. Debido a las restrictivas condiciones de admisión y a los sistemas de admisión paralelos a nivel nacional, la tarjeta azul se ha infrautilizado, así que la Comisión Europea ha propuesto modernizarlo:
  • La nueva propuesta establece un régimen de tarjeta azul único para toda la UE.
  • Mejora la movilidad dentro de la UE al facilitar los trámites y permitir también viajes profesionales más breves (de hasta 90 días) en los Estados miembros que aplican la tarjeta azul.
  • Se reduce el umbral salarial mediante una horquilla flexible, dentro de la cual los Estados miembros podrán ajustar los umbrales al contexto de sus mercados laborales, y se prevén condiciones más adecuadas para los trabajadores y los titulados recientes que sean nacionales de terceros países en las zonas con escasez de mano de obra.
  • Con arreglo al nuevo sistema de tarjeta azul, los trabajadores internacionales altamente cualificados beneficiarios de protección internacional podrán solicitar una tarjeta azul.
  • La propuesta refuerza los derechos tanto de los titulares de la tarjeta azul (que permite un acceso más rápido a un estatuto de residencia de larga duración, así como un acceso inmediato y más flexible al mercado laboral) como de sus familiares (garantizando que puedan reunirse con el titular de la tarjeta azul de la UE de forma simultánea), lo que debería aumentar el atractivo de la UE como destino para los trabajadores altamente cualificados que hacen falta a nuestra economía.
El Reino Unido, Irlanda y Dinamarca no participan en la adopción de esta Directiva, que no será vinculante ni aplicable en dichos países.

Publicar un comentario

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...