martes, 15 de julio de 2014

El futuro de la cooperación mundial: ¿qué falta?,¿qué puede tener éxito?

A comienzos del siglo XXI, el mundo se enfrenta a una especie de paradoja cooperativa. Popularmente se cree que la cooperación es algo en lo que se involucran actores individuales y colectivos que persiguen objetivos comunes, mientras que los actores que tienen diferentes visiones del mundo y persiguen objetivos contradictorios están poco dispuestos a cooperar. Sin embargo, hasta el año 1990, durante el conflicto Este-Oeste, dos bloques opuestos estuvieron enfrentados y pese a todo hubo cooperación entre ellos. Por lo que respecta a su dotación militar, ambos estaban armados hasta los dientes; ideológicamente, eran dos mundos aparte; y socioeconómicamente, el desarrollo de la sociedad en el capitalismo era incompatible con el desarrollo de la misma en el comunismo. Pero los dos bloques de poder estaban unidos por un objetivo común: el de evitar que la guerra fría se convirtiera en un conflicto nuclear, lo que hubiera causado una autodestrucción colectiva.
Así pues, la intensidad del antagonismo no impidió la coexistencia pacífica bajo la bandera de la disuasión mutua. Era evidente que, en este juego, las dos partes estaban en el mismo barco y que ninguna podía eliminar a la otra sin correr el riesgo de hundirse con ella. Durante la crisis de los misiles en Cuba, en 1962, se pudo apreciar lo cerca que el mundo había estado del abismo. En el sudeste de Asia, América Central y Oriente Medio, la tensión se alivió a través de guerras subsidiarias, que de nuevo no llegaron a desembocar en una conflagración mundial. Desde finales de la década de 1950 dominó la política de distensión, sin que se abandonaran los modelos capitalista y comunista.
Publicar un comentario en la entrada

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...