jueves, 14 de mayo de 2015

Consejos para convertir una idea en Empresa

En un mercado cada vez más competitivo, hay poco espacio para los errores, una afirmación que debería ser el credo de los futuros emprendedores. Por eso, desde elEconomista Gestión Empresarial os proponemos una serie de pasos a seguir para montar una empresa desde cero y no sucumbir en el intento.

Son muchos los aspectos a tener en cuenta: desde establecer cuál será el plan de negocio, pasando por las gestiones necesarias para acceder a financiación, hasta sortear el laberinto de trámites administrativos y legales que, muchas veces, los emprendedores encuentran como un muro entre su idea y el éxito.

"Cuando montas una empresa esta se convierte en tu proyecto de vida" asegura Rodrigo del Prado, uno de los socios fundadores de la empresa de dispositivos electrónicos BQ. Por tanto, para dedicar todo el esfuerzo que el nuevo proyecto necesita es imprescindible que éste nos guste. Pero más allá de eso, se perfilan otros aspectos a tener en cuenta.

Establecer un plan de negocio
Es el primer paso para determinar si un proyecto puede hacerse realidad. En él se deben analizar la naturaleza y las características del proyecto, así como el escenario en el que se desarrollará. Es en este momento cuando el emprendedor tiene que preguntarse qué factores le harán diferente al resto de sus competidores y, por otro lado, atractivo de cara a sus clientes e inversores.

Primeros trámites administrativos
Con las ideas claras sobre el tipo de negocio a constituir, el siguiente paso es acudir al Registro Mercantil Central para obtener la certificación del nombre de la futura empresa y garantizar así que no exista otra sociedad con la misma denominación. Con este documento se podrá entonces recibir la escritura pública de constitución de sociedades que es obligatoria para las entidades y colectivos sin personalidad jurídica cuando los socios aporten bienes inmuebles o derechos reales, así como para los autónomos del sector naviero. Por otro lado, los emprendedores de responsabilidad limitada, es decir, aquellos autónomos que no tengan que responder a las deudas generadas por su actividad empresaria con su patrimonio personal, tendrán que realizar el acta notarial para registrarse por primera vez en el Registro Mercantil Provincial. Otro de los espacios a visitar es la Agencia Tributaria, donde el futuro empresario recibirá el número de identificación fiscal. Una vez constituida la sociedad, será necesaria inscribirla en el registro especial correspondiente.

Entidades de asesoramiento
Para garantizar el éxito de nuestro proyecto existen una serie de organizaciones o entidades que pueden desvelarnos los entresijos de todo este conglomerado en el que se encuentran inmersas las empresas. Una de ellas es el Instituto Europeo para el Emprendimiento, que ofrece programas, cursos, eventos, congresos, consejos legales o espacios para los emprendedores, así como ayuda en la búsqueda de financiación. Por su parte, Spain Startup pretende ser un punto de encuentro entre todos los actores del ecosistema empresarial.

Acceso a la financiación
Las líneas de crédito tradicionales y los bancos han ido viendo como la financiación alternativa iba ganándoles terreno, y por eso mismo parece que estas entidades están optando por ser menos restrictivas en cuanto a los requisitos de financiación, o al menos así lo están notando las pymes, pues de acuerdo con un informe del Banco Central Europeo (BCE) en colaboración con la Comisión Europea, el crédito bancario está llegando a las pequeñas y medianas empresas. Mientras tanto, las financiaciones alternativas como el crowdfunding o los préstamos entre particulares o P2P Business cada día son más potentes. Según el Informe Comparativo de la Financiación Alternativa Europea, elaborado por la Universidad de Cambridge, en colaboración con EY, esta vía ha crecido un 152% de media en España entre 2012 y 2014. Por otro lado, el Instituto de Crédito Oficial cuenta con créditos especiales para los emprendedores. De esta forma, autónomos, empresas y entidades públicas y privadas pueden beneficiarse de ayudas como la Línea ICO Internacional 2015, vigente hasta el 12 de diciembre de 2015. Además, la Empresa Nacional de Innovación, Enisa, también participa en la financiación de proyectos empresariales viables e innovadores.

No por empezar desde cero los emprendedores tienen menos oportunidades de éxito, y es que con el conocimiento adecuado, los empresarios novatos también pueden seducir a mercados y clientes.


Fuente: eleconomista
Publicar un comentario en la entrada

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...