lunes, 29 de febrero de 2016

20 principios psicológicos para mejorar el aprendizaje de los estudiantes

A lo largo de los años la Psicología ha realizado numerosos aportes a la educación, en este caso la American Psychological Association (APA) reúne los consejos de psicólogos especializados en distintas áreas dentro de la educación en un documento que resultará de gran utilidad para maestros y profesores.

En el informe, estos 20 principios se agrupan en 5 áreas distintas, luego se los explica individualmente argumentando su importancia y las distintas aplicaciones de cada uno y, finalmente, se indican distintos materiales útiles para profundizar la lectura. ¿Te gustaría conocerlos? Aquí te los explicamos.

1. Área Cognitiva: ¿Cómo piensan y aprenden los estudiantes?

• Principio 1: “Las creencias o percepciones que los estudiantes tengan sobre su inteligencia y capacidad afectan a su aprendizaje y funcionamiento cognitivo”.

Los estudiantes que consideran a la inteligencia como una entidad maleable tienden a enfocarse en sus metas a pesar de los obstáculos, además, estos estudiantes acostumbran obtener mejores resultados en comparación con los que ven a la inteligencia como algo que no pueden modificar.

• Principio 2: “Lo que los alumnos ya saben afecta su aprendizaje”.

Gracias a la interacción social con su entorno, los estudiantes poseen distintos conocimientos de los cuales no pueden desprenderse a la hora de enfrentarse a su proceso de aprendizaje. De este modo, acostumbran a asimilar los conocimientos nuevos de acuerdo a sus experiencias previas y, por lo tanto, condicionándolos.

• Principio 3: “El desarrollo cognitivo de los estudiantes y su aprendizaje no está limitado por los estadios generales del desarrollo”.

Investigaciones recientes permitieron descartar esta teoría de la fases, que indicaba la necesidad de “dosificar” de alguna manera los conocimientos transmitidos a los alumnos de acuerdo a las distintas etapas de su desarrollo cognitivo.

• Principio 4: “El aprendizaje está basado en el contexto, por lo que la generalización del mismo a nuevos contextos no se realiza de manera espontánea, sino que debe facilitarse”.
Para que el aprendizaje sea más sólido resulta imprescindible extenderlo a nuevos contextos en lugar de limitarse a los ya conocidos.

• Principio 5: “La adquisición de conocimientos y habilidades a largo plazo depende en gran medida de la práctica”.

Los conocimientos que se fijan son los que pasan a la memoria de largo plazo, por lo tanto, para fijar una habilidad o conocimiento nuevo debemos practicarlo o repetirlo durante cierto tiempo, de otro modo es muy probable que lo olvidemos. Además, son los conocimientos que se fijan los que tienen una mayor posibilidad de evolucionar y volverse más complejos.
• Principio 6: “Un feedback a los estudiantes claro, explicativo y a tiempo, es importante para el aprendizaje”.

Las devoluciones genéricas y poco específicas no favorecen el correcto aprendizaje de los estudiantes, por el contrario, perjudican. 

Principio 7: “La autorregulación de los estudiantes ayuda al aprendizaje, y las habilidades de autorregulación se pueden enseñar”.

Las técnicas vinculadas al auto-control, una correcta planificación y división de tareas, así como también distintas técnicas mnemotécnicas contribuyen con un aprendizaje más eficaz si se enseñan y aplican de forma correcta.

• Principio 8: “La creatividad del estudiante puede fomentarse”.

De hecho, debe fomentarse. La creatividad es una habilidad fundamental no solo en el ámbito educativo sino también para la resolución de problemas de la vida diaria, por lo tanto, los educadores deben transmitir su importancia y fomentarla.

2. Área Motivacional: ¿Qué motiva a los estudiantes?

• Principio 9: “Los estudiantes tienden a disfrutar del aprendizaje y tienen mejores resultados cuando su motivación es más intrínseca que extrínseca”.

La motivación e implicación con las actividades facilitan el aprendizaje y generan la sensación de confianza en el estudiante.
• Principio 10: “Los estudiantes persisten ante las tareas que plantean desafíos y procesan la información con mayor profundidad cuando adoptan metas de dominio en lugar de metas de rendimiento”.

Las metas de dominio son aquellas que se orientan a la adquisición o mejora de las habilidades.
• Principio 11: “Las expectativas de los profesores sobre sus estudiantes afectan a las oportunidades de éstos para aprender, a su motivación y a los resultados de su aprendizaje”.

Esto ocurre porque en algunas ocasiones los estudiantes suelen aceptar las pocas expectativas que los docentes tienen sobre ellos y adaptarse a las mismas.

• Principio 12: “Los objetivos a corto plazo (proximales), específicos y que planteen desafíos moderados, motivan más que los objetivos a largo plazo (distales), generales y que planteen desafíos muy exigentes”.

A medida que nos planteamos objetivos, vamos de cierto modo estimulando nuestro rendimiento, por lo que si los objetivos son cercanos nuestro rendimiento aumentará del mismo modo que nuestra eficiencia.

3. Área Social y Emocional: ¿Por qué son importantes el contexto social, las relaciones interpersonales y el bienestar emocional para el aprendizaje del alumno?

• Principio 13: “El aprendizaje se encuentra situado dentro de múltiples contextos sociales”.

Al igual que el individuo, que es un ser social. Los docentes deben poder valorar los distintos conocimientos generados en dichos contextos.

• Principio 14: “Las relaciones interpersonales y la comunicación son fundamentales tanto para el proceso de enseñanza-aprendizaje como para el desarrollo social y emocional de los estudiantes”.

A su vez, la calidad de las relaciones interpersonales determinará el tipo de vínculo con los pares y el docente. Quienes tienen un mejor vínculo demuestran mayor eficacia a la hora de comprender lo aprendido.

• Principio 15: “El bienestar emocional influye en el rendimiento educativo, el aprendizaje y el desarrollo”.

Como seres humanos que son, los estudiantes no pueden dejar a un lado su estado emocional a la hora de ingresar al aula, los docentes deben poder comprenderlo y manejarlo para garantizar una mejor experiencia de aprendizaje.

4. Área del contexto de aprendizaje: ¿Cómo gestionar el aula óptimamente?

• Principio 16: “Los estudiantes pueden aprender cuáles son las expectativas de interacción social y de conducta en el aula a través de una formación eficaz y principios conductuales demostrados”.

El docente debe encargarse de transmitirlas al inicio del curso y de reforzarlas a lo largo del mismo.

• Principio 17: “La gestión eficaz del aula se basa en (a) fijar y transmitir grandes expectativas, (b) fomentar de manera consistente relaciones positivas y (c) proporcionar un alto nivel de apoyo a los estudiantes”.

Todos estos factores contribuyen a generar un clima adecuado en el aula y favorecer así la experiencia de aprendizaje.

5. Área de evaluación: ¿Cómo evaluar el progreso del estudiante?

• Principio 18: “Tanto la evaluación formativa como la sumativa son importantes y útiles, pero hay que aplicarlas e interpretarlas de distinto modo”.

Las primeras son utilizadas para orientar el trabajo en el aula de manera directa, las segundas para los juicios referidos al progreso del estudiante.

• Principio 19: “La mejor manera de evaluar las habilidades, conocimientos y capacidades de los estudiantes es mediante procedimientos fundamentados en la psicología y estándares bien definidos de calidad e imparcialidad”.

Si bien los métodos de evaluación se modifican a lo largo del tiempo, es imprescindible que estos se basen en la imparcialidad para garantizar al alumnado el trato que merece.

• Principio 20: “Para valorar correctamente los datos de evaluación es necesario interpretarlos de manera clara, adecuada e imparcial”.

En concordancia con el principio anterior, la imparcialidad garantizará confianza y respeto por parte de los alumnos, que como se mencionó en principios anteriores son esenciales para un aprendizaje más eficaz.

Publicar un comentario en la entrada

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...