martes, 11 de junio de 2013

Nuevas vías europeas hacia América Latina


América Latina, destino tradicional de las exportaciones y la inversión españolas, es el escenario en el que están fructificando esfuerzos liberalizadores que prometen cuantiosas ventajas a los exportadores europeos, y que se han materializado ya en dos acuerdos comerciales con la UE.

El primero de ellos, que atañe a los mercados peruano y colombiano, se firmó en junio del pasado año y en marzo entró en vigor con Perú; ahora se espera que el Congreso de Colombia lo apruebe también en los próximos meses. Gracias a este acuerdo, las empresas de la UE obtendrán la liberalización inmediata para el 65% de sus exportaciones a Colombia y para el 80% de las destinadas a Perú. El resto de productos quedará completamente libre de aranceles en un plazo máximo de 10 años. Se calcula que, de manera conjunta, las empresas europeas ahorren unos 270 millones de euros en derechos de aduana en sus ventas a ambos países sudamericanos.

A lo largo del período de implantación del acuerdo, la Comisión Europea espera que la reducción arancelaria beneficie a los exportadores en múltiples sectores, con especial incidencia en ámbitos como la automoción, donde estima que las empresas europeas paguen unos 33 millones de euros anuales menos de los que se dejan ahora mismo en las aduanas colombianas y peruanas. En este sentido, Erik Rovina, subdirector general adjunto de Política Comercial con Iberoamérica y América del Norte del Ministerio de Economía y Competitividad, indica que los beneficios acordados en el ámbito de la automoción “son especialmente reseñables, ya que se han conseguido períodos de liberalización más reducidos que los previstos en el Acuerdo de Libre Comercio firmado entre Estados Unidos y Colombia”.

Por su parte, las exportaciones de la industria química se ahorrarán unos 16 millones de euros. Por lo que respecta a los productos textiles, Bruselas estima que los exportadores europeos del sector dejarán de pagar hasta 60 millones de euros en aranceles en sus ventas a Colombia y Perú.

“Todos los sectores de la oferta española se verán beneficiados, si bien unos lo harán más que otros en función del nivel inicial de aranceles soportados y del plazo de desarme previsto”, explica Rovina, quien sostiene que algunos de los productos españoles que obtendrán más facilidades para entrar en Colombia son los pesqueros, los vinos o el aceite de oliva, que verán cómo los aranceles se desmantelan de manera inmediata.

En Perú, el desarme arancelario inmediato beneficia a los productos pesqueros, mientras que otros productos agroalimentarios como los vinos o los embutidos serán liberalizados en un período de entre tres y cinco años. El textil y el calzado, por su parte, también están libres de aranceles desde el principio de la aplicación del acuerdo.

Fuente: El Exportador
Publicar un comentario en la entrada

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...