jueves, 4 de diciembre de 2014

Informe sobre Consumo Móvil en España 2014. Revolución y Evolución (Deloitte)

En efecto, hay múltiples estándares, con el 4G coexistiendo con el 3G y el 2G, un amplio abanico de smartphones con diversas capacidades, precios y funcionalidades, cuatro millones de aplicaciones moviéndose diariamente entre más de 20 millones de usuarios utilizándolas activamente, etc. La edición de 2014 del informe, que tiene carácter anual, analiza cinco subtendencias clave actuales de la industria móvil.
La primera es que casi 20 millones de propietarios de smartphones mira el móvil más de 50 veces al día, casi cinco millones lo hace nada más levantarse (muchos más entre las generaciones más jóvenes) y muchos reconocen mirar el móvil antes de apagar la luz por la noche.
La segunda es que la mensajería de texto ha seguido la trayectoria descendiente de los últimos años, con una marcada caída debido al constante incremento de la mensajería instantánea móvil (MIM). En España, los SMS apenas son utilizados por los usuarios, mientras que los servicios MIM siguen ganando popularidad entre los propietarios de teléfonos, especialmente por el segmento más joven de la población, situando al país a la cabeza de los países desarrollados en penetración de este tipo de servicios. 
La tercera subtendencia se refiere a las funcionalidades de datos que los smartphones ofrecen, que son cada vez más potentes, y a la diferenciación de los operadores por su red de datos que es cada vez más relevante: la calidad de la conectividad de datos móviles se ha hecho más importante que la voz, destacando la importancia del 4G. Pese a ésto, no parece que los usuarios aprecien diferencias notables en la velocidad, ya que uno de cada cuatro afirma no notar diferencia respecto a la obtenida a través de su operador antes de tener 4G.
La cuarta es que la naturaleza del mercado de aplicaciones también está evolucionando.
Los usuarios de smartphones que han descargado alguna aplicación en el último mes no llega al 40%, dato que en 2013 era de más de la mitad y el gasto mensual medio por usuario en aplicaciones no llega a los dos euros. Esto se debe a que la mayoría ya tiene las aplicaciones que necesita en su dispositivo y no siente la necesidad de disponer de más, y menos de comprarlas, cuando hay tantas disponibles de forma gratuita.
Finalmente, una de categorías de aplicaciones más comentadas es la de los servicios financieros. Durante muchos años ha habido expectación en que los países desarrollados pudieran seguir al África Subsahariana en el liderazgo del uso de las redes móviles como bancos de facto. Sin embargo, el interés público en el uso de móviles para transacciones financieras sigue, por el momento, siendo moderado.
Puede descargarse el informe Consumo Móvil en España 2014. Revolución y evolución, realizado por Deloitte.

Publicar un comentario

LinkWhitin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...